jueves, 21 de febrero de 2013

Escapada a Lisboa, primera parte.

Escapada del cestillo en fin de semana. ¿Destino? : Lisboa. Uno de los pocos que tenemos desde el aeropuerto de Asturias. Y por eso hay que aprovecharlo. Ni 48 horas...pero dió para mucho. 
Para tanto, que esta será la primera parte de...aún no lo sé :). Si no podría ser kilométrica. 
Lo que os decía , un día y medio bien aprovechado, da para tooodo esto.

En una horita estábamos volando sobre la costa portuguesa:

  
Y con una tarde espléndida, casi estrenamos la estación de metro del aeropuerto, que es nuevecita y está decorada así de original...




 Y hasta este pequeño guiño musical...
 

Pues primera curiosidad (tengo que decir que soy primeriza en Lisboa): Toooodas, y cuando digo todas, son todas, la aceras de tooooooda la ciudad son así...




Como veis, mejor abstenerse de tacones... y las maletas (en este caso el troley- mochila) mejor a la espalda, porque sino la banda sonora es de película...
Yo pensé: nada, estos portugueses reutilizaron los restos del gran terremoto de Lisboa par empedrar la ciudad :). Pero no, claro. La cosa es que en el S. XIX surgió la idea de utilizar estas piedras calcáreas para alfombrar la capital, de tal manera que pareciera que Lisboa también tiene una cúpula a los pies. Y la denominaron  Calzada Portuguesa .
Será original pero...cuando llueve ¡¡¡se deben formar unos charcos!!!

Siguiendo nuestro recorrido no podíamos dejar de encontrarnos con ... ¡¡¡ los tranvías...!!!



 Con una tarde estupenda, un paseo para descubrir el centro de Lisboa en un primer contacto...





Por el paseo de la Avenida Liberdade...

El Teatro Nacional ...



 Que está en la Plaza del Rossio...


 






 Del Castillo de S. Jorge, os contaré en el próximo "capítulo"...




Y del Elevador de Santa Justa, también (cuando pasamos había una cola enorme para poder subir)


 La Estación Central...



Y  paseando por la Vía Augusta y atravesando el Arco del Triunfo (en limpieza y restauración)...



Llegamos a la gran Plaza del Comercio...




 

 Preciosa, enoooorme y abierta por uno de los lados para  toparnos con la desembocadura del Tajo...


Y con este atardecer desde la Plaza del Comercio, sobre el Tajo ...


 Terminamos una muy buena tarde bien aprovechada,  y eso que esto fue solo la primera toma de contacto con esta ciudad tranquila y a la vez abigarrada, con sus colinas que hacen que tenga esos desniveles tan enormes y sus distintos barrios.
Si os apetece ver más Lisboa, os la seguiré enseñando en la segunda parte :) 


Publicado por Alicia Hierro 

P.D: ¿Os habéis dado cuenta que es la primera vez que pongo una foto en la que salgo... de frente? ¡Qué tendrá Lisboa! :)

 

1 comentario:

  1. QUÉ BIEN LO PASASTEIS!! BONITO VIAJE!! Tatiana.

    ResponderEliminar